¿PARA QUIEN LA CRISIS?

EL ROTO, LA CRISIS 

 

Extraido del periódico “Tierra y Libertad”

Desde los medios de “comunicación” nos machacan los ojos y los oídos diciendo que “el país” ha entrado en una etapa de “recesión económica”. El gobierno del PSOE intenta disimular la situación. El PP intenta aparecer ahora preocupado por los trabajadores despedidos (nos tronchamos de la risa).

Lo que se denomina “izquierda” y los sindicatos pactistas ni saben ni contestan… hasta hay ocasiones en las que comprenden “lo mal” que lo están pasando los empresarios. Y, precisamente, los empresarios y banqueros a lo suyo: a seguir forrándose a costa del pueblo. ¿Dónde está la pasta que durante todos estos años de “bonanza económica” trincaron esos elementos? ¿Por qué no la usan ahora para paliar los efectos de la crisis? ¿Se han quedado sin dinero los pobrecitos? Pues los telediarios están constantemente hablando de que siguen sacando beneficios…

Ellos se agarran a que el petróleo ha subido (pero cuando baja, ellos no bajan los precios), a que ya no se venden pisos a 30.000 y 50.000 euros, a que ha caído el consumo… y es que nos han estrujado al máximo, y ya no podemos más. La ambición no tiene límites. La crisis la producen ellos para su propio beneficio. Es la excusa para ponernos contra la pared y poder reorganizar sus beneficios. Ellos nunca están en crisis. Ellos siempre engordan.

Para ejemplo, un botón: el cierre de Martinsa-Fadesa que ha dejado a los 234 trabajadores de la empresa en la calle (más miles de obreros que perderán su trabajo por este cierre patronal). Ante esto, las reacciones han sido las siguientes:

-El empresario, un tal Fernando Martín, dice que no tiene liquidez, cuando su fortuna está valorada en miles de millones de euros.

-El gobierno permite esto y dice que no se meterá en los conflictos entre empresarios y trabajadores (a ver si hace lo mismo cuando los obreros salgan a la calle a protestar y no manda a reprimirlos con la policía).

-Los sindicatos burocráticos (y aquí incluimos a todos los que participan en las elecciones sindicales, tienen liberados, se llenan los bolsillos con subvenciones y participan en los comités de empresa) “comprenden” la situación del empresario que cierra la empresa y para los despedidos piden una limosnita.

Este va a ser el camino que van a llevar con todo.

Somos los trabajadores y el pueblo los que siempre estamos en crisis; los que padecemos esta lacra llamada capitalismo; los que sufrimos la jeta de cemento de los capitalistas y los gobiernos que actúan como intermediarios al servicio del capital.

Ellos son el problema. Enfrentémonos a ellos.
Se puede vivir sin capitalistas.
Se puede vivir sin gobierno ni Estado, con autogestión y autoorganización

Esta entrada fue publicada en Moviment llibertari. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.