La nueva Reforma Laboral, un golpe sin precedentes a los derechos de la clase trabajadora

El dia 16 de junio el gobierno del PSOE aprobó el decreto por el que se establece una nueva reforma laboral, la sexta desde el inicio de la democracia. Si las anteriores se centraban en restar derechos a los trabajador@s, esta procura la liberalización definitiva del mercado de trabajo y el aumento de ayudas por parte del Estado (que saldrán de l@s trabajador@s, vía impuestos y retenciones) para la clase empresarial. Estos son los puntos fundamentales de la nueva reforma: 1) Permisibilidad de la contratación temporal irregular: dejan de ser relevantes las causas tasadas que permiten realizar contratos de obra, siempre que no se sobrepasen los límites temporales establecidos. 2) Facilitación de los despidos colectivos: la empresa sólo tendrá que aportar una “mínima razonabilidad” para proceder al despido de trabajador@s en masa. 3) Abaratamiento del despido: se generaliza el despido con indemnización de 33 días de salario por año de servicio con un máximo de 24 mensualidades. 4) En los despidos objetivos y colectivos, el empresari@ sólo tendrá que pagar doce días por año de servicio hasta un máximo de doce mensualidades. 5) Seremos l@s trabajador@s quienes paguemos nuestro propio despido: se nos irá quitando periódicamente una parte del salário (fondo de capitalización), que se nos “devolverá” en caso de despido, reduciéndose el que tiene que abonarnos la empresári@ en el mismo número de días que hayamos acumulado para ese fondo. Esta medida entrará en vigor el año que viene. 6) Los convenios colectivos quedan en papel mojado: las empresas podrán “descolgarse” del salario que establezca el convenio para el sector, cuando su “estabilidad económica” pueda verse dañada. 7) Las funciones del INEM serán compartidas con agencias privadas de colocación, con ánimo de lucro. 8 ) Se permite la contratación a través de ETTs para actividades especialmente peligrosas, antes prohibidas. 9) Los convenios colectivos no podrán establecer limitaciones a la contratación a través de ETTs. 10) Aumentan las bonificaciones del Estado a los empresários mientrrs l@s trabajador@s pagamos la crisis con el abaratamiento del despido y del salario: bonificaciones de hasta el 80% en las cuotas de la seguridad social en regulaciones de empleo parciales (reducción de jornada y salario de l@s trabajador@s); bonificaciones empresariales a la contratación indefinida; financiación a través del servicio público de empleo estatal (INEM) de la formación teórica que deben asumir las empresas en los contratos para la formación, etc. Los sindicatos oficiales, UGT y CCOO, se separaron de la firma del acuerdo, si bien es una verdad a voces que esta reforma laboral está pactada desde hace meses entre gobierno, patronal y sindicatos. Simplemente intentan un lavado de cara cuando cada vez l@s trabajador@s tenemos más claro que estos sindicatos no nos representan. En el colmo de la burla, convocan una huelga general para dentro de más de tres meses, cuando ya no valga para nada. La movilización de la clase trabajadora debe comenzar ya, desde hoy. Los trabajadores y las trabajadoras vemos como cada día perdemos calidad en nuestras condiciones de vida y de trabajo, como cada dia nos explotan más y más impunemente, y con medidas como los nuevos recortes sociales que ya nos impuso el gobierno, y ahora esta nueva reforma laboral, el futuro parece ponerse aún más negro. Sólo con la organización obrera en sindicatos de clase, al margen de partidos políticos que ya nos han demostrado tantas veces de que manera nos venden, es posible enfrentar estos ataques a nuestros derechoos, y los que seguramente vendrán en el futuro. La CNT ya empezó respondiendo en la calle a la reforma laboral desde las primeras noticias que indicaban por qué derroteros querían llevar a los trabajadores. En estas fechas, en infinidad de localidades los sindicatos de la CNT (ver www.cnt.es) están simultaneando sus acciones. El sábado próximo, 26 de junio, los sindicatos de la CNT en Cataluña diseñarán la estrategia de respuesta y confrontación ante este último ataque. Sin la implicación de todos los trabajadores, activos o desempleados, está grave reforma saldrá adelante, y tal vez se verá agravada en el Parlamento. La crisis provocada por la avaricia especulativa será utilizada para incrementar aún más la masa de los beneficios empresariales y financieros, a coste de agravar las condiciones de la mayoría de la población, tal y como han venido haciendo en los últimos trenta años.


Esta entrada fue publicada en Moviment llibertari. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.