Reseña informativa Conferencias sobre la Xylella fastidiosa

Después del artículo del pasado número 7 del Fragua Social “El paradigma de la Xylella fastidiosa”(pág.14 y 15), algunos sindicatos localizados en regiones recientemente golpeadas por la “emergencia xylella” llevaron adelante la iniciativa de contactar con los compañeros de la Apulia y organizar una serie de charlas con el objetivo principal de abrir una luz, a base de compartir información y experiencias, en el oscuro tratamiento y gestión de la así llamada emergencia de la Xylella fastidiosa..

La buena acogida, interés y participación de los asistentes ratifica el esfuerzo de nuestro sindicato en la difusión y práctica de los principios anarcosindicalistas en las problemáticas del medio rural. Desde Benissa, Alcoi y Albacete se han recogido testimonios y realidades particulares de campesinos y personas sensibles a la defensa integral del territorio donde viven, que han servido como primer contacto que adelanta la necesidad de un coordinamiento popular e independiente, incluyendo desde la respuesta local a la internacional, a través de diversas posibles acciones de solidaridad y estudio.

En concreto, en la región de la Apulia, ya se estaba trabajando en un comité científico multidisciplinar independiente desde el que apoyar con garantía científica las afirmaciones concluyentes de nuestras charlas: “existe una estrategia criminal contra las personas y el territorio detrás del fraude de la emergencia Xylella fastidiosa”. Se ha afirmado que esta bacteria no es más que un instrumento, pobremente justificado, para la consolidación de las economías de consumo y de producción masiva capitalista en detrimento de la cultura histórica de los territorios y de sus posibilidades de autonomía económica entorno a la producción agrícola. El turismo y la devastación capitalista de producción masiva y consumo, contra los usos y costumbres culturales y ambientales de nuestras tierras.

Todo esto viene apoyado desde trabajos de documentación y denuncia como el del libro “Xylella Report” de la investigadora italiana Marilù Mastrogiovanni pasando por las aportaciones de la periodista alemana Petra Resky leídas en las charlas, además de los trabajos de los distintos científicos organizados en el comité científico multidisciplinar independiente en Italia.

Ha sido relevante, entre todo lo compartido y tratado, verificar la aparente capacidad selectiva de la bacteria encausada para elegir objetivos, casualmente en favor de los intereses de la política de gestión territorial a imponer en cada particular territorio. En el caso de la Apulia la Xylella, dirigida a control remoto, se centra en los olivos, mientras que en el levante ibérico apunta al almendro principalmente.

La razón es simple, en Italia se trata de cambiar el modelo productivo hacia uno intensivo, de baja calidad y dependiente de multinacionales del sector, además de permitir la tala de árboles seculares monumentales para la construcción de diferentes infraestructuras estratégicas capitalistas como distintos gaseoductos que han de pasar por el Salento. Mientras que, en España, donde la formulación de la emergencia es más reciente, se trata de justificar el gasto de dinero público a favor de intereses privados del sector turístico, dejando libres zonas de uso agrícola en manos de la especulación inmobiliaria. Un flujo enorme de dinero y recursos para el control y destrucción del sector primario rural que llena otros muchos bolsillos agradecidos en universidades, ayuntamientos y empresas regionales como Vaersa o nacionales como Tragsa, entre otras.

Han convertido la Xylella fastidiosa y a sus posibles vectores de infección en otro caballo de Troya más al servicio de los planes depredadores del capitalismo y de su socio el estado. A modo de ejemplo, en Italia han acordado el pasado 7 de Febrero 2019 entre el Movimento 5 stelle (izquierda tipo podemos) y la Lega (ultra derecha tipo Vox) Italia una ley desde el senado con penas de cárcel de hasta 5 años al campesino que de resista a la tala de olivos seculares.

Para terminar, la conclusión ha sido unánime: sólo un movimiento popular independiente de partidos e intereses empresariales ha podido y puede enfrentar los ataques del tándem capital-estado. En nuestros sindicatos de la CNT-AIT tenemos la voluntad de hacerlo desde nuestras secciones de agricultura, colaborando con los científicos que apuestan por la verdadera ciencia al servicio de la libertad y la emancipación del ser humano y la vida.

Sección de trabajadores del campo

CNT-AIT Albacete

Esta entrada fue publicada en Activitats, CNT. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.