Contra la brutal ofensiva del Estado/Capital

La CNT considera que en lugar de ayudar a las personas más perjudicadas por la crisis se están adoptando las diferentes medidas de recortes sociales y laborales con el único objetivo de salvar al euro y los intereses del gran capital, acrecentando las diferencias sociales, protegiendo a la banca y a los banqueros mientras dejan a familias enteras en el paro, sin vivienda; recortando las ayudas sociales, los servicios públicos y restringiendo los derechos laborales. La CNT tiene claro que la élite financiera con la ayuda de la clase política que está imponiendo esas medidas quiere conformar una sociedad ignorante (por los recortes en educación), enferma (por los recortes en sanidad), pobre (por los recortes en ayudas sociales y subida de impuestos), desprotegida y subyugada (por la reforma laboral), que deja a los trabajadores a los pies de los caballos.

Si comparamos los recortes que padecemos los trabajadores y trabajadoras de este país con los recortes realizados a la Monarquía, a la Iglesia que sigue sin pagar el IBI, a los presupuestos del Ministerio de Defensa o los tímidos recortes a las subvenciones de partidos, sindicatos, organizaciones empresariales y los privilegios que vienen disfrutando los políticos con sueldos y dádivas escandalosas, así como las ayudas multimillonarias a los bancos nos daremos cuenta que nos están pasando la factura en exclusiva de los excesos de los banqueros y la gestión mediocre de los políticos. Otra vuelta de tuerca más, para seguir exprimiendo a los de abajo, con el objetivo de seguir manteniendo los privilegios de los poderosos.

Así las cosas la CNT, aboga con la coherencia que le caracteriza desde 1910, que toda financiación pública de partidos, sindicatos y organizaciones patronales sea suprimida y estos recursos se destinen a mejorar las condiciones de vida de parados y jubilados. Un reparto de la riqueza y del trabajo. Que paguen impuestos quienes más tienen como una forma de redistribución de la riqueza y no se premie a los defraudadores con amnistías fiscales vergonzosas. La reforma laboral que necesitamos para acabar con el paro es la del reparto de las horas de trabajo sin reducción salarial. Es absurdo creer que en la era de la revolución tecnológica se van a crear puestos de trabajo. Al contrario, cada vez hace falta menos mano de obra en los centros de trabajo.

Para trabajar todos hay que trabajar menos. CNT reivindica la reducción de la jornada laboral a 30 horas semanales. Al mismo tiempo animamos a los trabajadores en empresas afectadas por EREs extintivos a la toma de fábricas y centros de trabajo y su puesta en marcha en régimen de autogestión. No es una utopía. Ejemplos hay miles. Es una salida a la crisis desde una perspectiva de clase que vergonzosamente los sindicatos oficiales han abandonado desde hace tiempo a cambio de prebendas y reconocimiento institucional.

Desde CNT consideramos que el capitalismo como sistema económico actual está agotado. Es incapaz de distribuir la riqueza, de crear justicia social. Después de esta crisis vendrá otra, es la dinámica del capitalismo desde la Revolución Industrial del siglo XIX. Saldremos de ella si, pero con más desigualdades sociales, con mayores tasas de paro estructural y en un planeta cada vez más degradado medioambientalmente. Esta carrera constante por el crecimiento económico basado en el consumismo que estimula la publicidad y la obsolescencia de los productos no tiene en cuenta los límites que nos marcan los recursos naturales y nos lleva, a medio y largo plazo al caos. El capitalismo reproduce el mismo sistema de desarrollo que una célula cancerosa. Crecimiento constante aún a riesgo de poner en peligro la vida del organismo en el que habita.

Desde CNT animamos a los trabajadores y trabajadores a decir NO!! A rebelarse aquí y ahora contra los recortes, contra la reforma laboral, contra la política mediocre de los corruptos, de los aprovechados que medran en el pesebre de Estado erigidos en una nueva élite de privilegiados que no dan ejemplo de lo que predican. No hay más herramientas que la lucha, la acción, la honradez, la solidaridad entre iguales y la coherencia con el fin que perseguimos, una sociedad sin capitalismo, sin clases y sin Estado.
Esta entrada fue publicada en CNT, Moviment llibertari. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.